Historia




Invención peregrina de Daniel Zachariah, un inglés que por el año 2008 se radicó en Argentina, The Book Cellar quiso tener por propósito la búsqueda de libros usados en inglés para atender a lo que parecía ser una demanda insatisfecha dentro del rubro. La dimensión de aquel limbo de textos fue inesperada: hayan sido olvidados por descuido, despreciados por el mal criterio de su primer adquiriente o incluso cautivos del amoroso celo de sus dueños (¿habrá algo peor para un bibliófilo que otro bibliófilo?), en Buenos Aires había una vertiginosa cantidad de libros en mil idiomas a la espera de sacudirse el asfixiante polvo de garages familiares, de ser rescatados de la impiadosa amenaza de la humedad o deseosos de nuevas estanterías y la compañía de otros libros con los que compartir el íntimo contacto de sus lomos.


Henschel Antiquariat tuvo sus inicios en Alemania a finales del siglo XIX. La familia de libreros debió abandonar Hamburgo antes del estallido de la Segunda Guerra Mundial a causa de la persecución nazi. Refundaron su librería anticuaria en Buenos Aires, especializándose en literatura e historia alemana y argentina, y no han dado pausa a su actividad, que desde hace 40 años llevan adelante sobre la calle Reconquista.


A comienzos de 2016 The Book Cellar adquirió Henschel Antiquariat con la intención de expandir sus propios intereses y continuar el trabajo de la familia Henschel. La oficina del primer piso de Reconquista 533 será entonces la próxima estación de esta via libri, cuando en mayo de 2017 ambas librerías se fusionen.


La misión de Daniel Zachariah es ofrecer al variopinto público lector local (angelicales coleccionistas, acaparadores del día del juicio, tímidos primerizos, empedernidos veteranos,compradores despistados y suspicaces negociantes), una cuidada oferta de libros antiguos y contemporáneos en sus idiomas originales, respetando la historia de la principal fuente de sus hallazgos: el amor a los libros de aquellos que emigraron a Argentina.

.